ATENCIÓN CORREDORES: ENFERMEDADES RELACIONADAS CON EL CALOR


Nuestros columnistas internacionales, Nick Dillon y Tim Berrow, nos aportan con una muy interesante nota sobre el calor y sus efectos, que en ciertos casos pueden ser gravísimos. En estos días en que parece que corremos en una hoguera, no está mal prevenir.
 
Por Nicholas Dillon Tim Berrow*
 
Desafortunadamente, las altas temperaturas son uno de los pocos problemas ambientales fisiológicamente muy mal tolerados. Esta es la razón por la que limitadas poblaciones humanas y mamíferos, en general, viven en las regiones desérticas calurosas en relación con otros entornos a nivel global, y también por qué las carreras de clima cálido como el Badwater Ultramarathon se ven tan especializadas.
 
La Hipertermia
 
No todos los atletas experimentan enfermedades relacionadas al calor de la misma manera ni hay un síntoma de advertencia único. Nuestra temperatura corporal suele ser de unos 37°C, sin embargo, la realidad es que la temperatura puede variar en un grado alrededor de ese número durante el día. La hipertermia se define generalmente como un aumento de la temperatura por encima de los límites normales, es decir, por encima de aproximadamente 38°C, dependiendo de la situación. En cualquiera de los casos, por encima de 40°C debe considerarse inmediatamente mortal.
 
Nuestros cuerpos pueden deshacerse del calor de dos maneras: sudando y aumentando el suministro de sangre a la superficie de la piel. La sudoración funciona excretando el agua sobre nuestra piel y luego evaporándola en la atmósfera dando por resultado la pérdida de calor. Sin embargo, el agua puede agotarse rápidamente mediante la sudoración, así como los electrolitos fundamentales disueltos, como la sal y el potasio, dando lugar a una amplia variedad de problemas. Por su parte, aumentar el suministro de sangre a la piel funciona mediante el transporte de calor del núcleo del cuerpo a la superficie donde es más fácil de eliminar.
 
Ambos métodos obran generalmente en conjunción uno con otro. La sangre caliente es llevada a la piel para ser enfriada por la evaporación del sudor y luego devuelta por el cuerpo a una temperatura más baja. Esto es lo que la mayoría de la ropa de correr "técnica" intenta simular por el transporte del sudor de la piel al exterior de la tela, que se hace más fácil de evaporar y enfría el cuerpo más eficientemente.
 
Hipertermia ambiental
 
El ambiente influye en nuestra temperatura corporal de dos maneras. La primera y más obvia es calentándonos directamente a través de la radiación, que es la razón por la que sentimos calor cuando estamos expuestos al sol. El segundo, y tal vez menos obvio, es no permitir que nuestros propios mecanismos de refrigeración trabajen. Para que el ambiente absorba el calor o el sudor debe existir un gradiente entre nosotros y nuestro entorno en el que estamos más calientes o húmedos que el ambiente. Si, por ejemplo, la atmósfera alcanzara el 100% de humedad, nuestro sudor no va poder ser absorbido por el ambiente, lo que significa que permanecerá en nuestra piel. Alternativamente, si la temperatura ambiental alcanza sobre 37°C, comenzaremos a absorber calor en nuestra sangre en lugar de desplazarla.
 
Hipertermia debido al esfuerzo
 
La hipertermia debido al esfuerzo proviene del hecho de que somos animales de sangre caliente, es decir, estamos realmente diseñados como productores de calor a nivel celular. Por lo tanto, cuanto más trabajamos, más calor es producido por nuestro metabolismo, lo que significa que nuestro cuerpo tiene que descargar más calor al medio ambiente para evitar el sobrecalentamiento. Un ejemplo de esto es cuando comenzamos a correr cómodamente con una chaqueta y debemos parar apenas 10 minutos más tarde para sacárnosla ya que nos sentimos demasiado acalorados.
 
Para los corredores los problemas reales tienden a ocurrir cuando experimentan una combinación de ambas condiciones de esfuerzo y medio ambiente, que se traduce en la producción de calor abrumadora para los mecanismos de refrigeración del cuerpo.
 
Vamos a hablar de cuatro de las principales condiciones que se deben reconocer cuando se hace ejercicio físico con el calor y cómo se deben prevenir y manejar durante y después de una carrera: la deshidratación, calambres, agotamiento y los golpes de calor.
 
Deshidratación
 
Todos hemos corrido deshidratados y hemos visto la diferencia que hace en nuestro rendimiento y disfrute general. Por desgracia, no importa lo concentrados que estamos en beber líquidos durante nuestras carreras; muchos de nosotros en realidad no bebemos suficiente agua normalmente durante el día por lo que a menudo estamos deshidratados antes de empezar a correr.
 
En promedio, se necesita alrededor de un mínimo de 2 a 3 litros de líquidos al día como base, pero cuando estamos en ambientes calurosos, obviamente, se requiere mucho más. Lo que muchos corredores no entienden, sin embargo, no es tanto lo mucho que hay que beber, sino la forma de beber. El cuerpo solo puede procesar alrededor de 100-200ml de líquidos cada diez minutos, por lo que cualquier ingesta mayor acaba por ser desperdiciado y resultando en más paradas para orinar. Esto significa que se recibe mucho mayor beneficio al tomar cantidades pequeñas y cada cierto tiempo regulr, en vez de beber un volumen grande de una sola vez. También se debe ser consciente de no beber demasiado en volumen y así diluir el contenido de sal en la sangre que es a menudo más común entre los corredores principiantes que la deshidratación.
 
La clave para monitorizar lo que está pasando es observar lo que está saliendo. "¿Cuándo fue tu última parada al baño?" Es una de las primeras preguntas que hacemos los médicos a los corredores al monitorizar un evento. Debe tener el objetivo de orinar una pequeña taza de orina de color amarillo pálido al menos una vez por hora y por supuesto una vez cada 90 minutos. Si su orina es de poco volumen, oscura y maloliente necesita aumentar su ingesta. Si está pasando un volumen grande cada 20 minutos mejor reducir su consumo y asegurar la sustitución de electrolitos. Nunca te podrá mantener al día con la pérdida de líquidos durante un evento más largo, pero mediante la supervisión de tu salida puedes por lo menos adaptar la ingesta de líquidos para mantenerte bien tanto como sea posible.
 
Síntomas por porcentaje de pérdida de peso corporal
 
Efectos de la pérdida de agua por porcentaje de peso corporal
 
Porcentaje Síntomas
0% ninguno, rendimiento óptimo, regulación de calor normal
1% sed estimulada, regulación del calor durante el ejercicio alterado, disminución del rendimiento
2% disminución adicional en la regulación del calor, obstaculiza el rendimiento, aumento de la sed
3% más de lo mismo (empeoramiento del rendimiento)
4% rendimiento de ejercicio reducido en un 20-30%
5% dolor de cabeza, irritabilidad, sensación "espaciada", fatiga
6% debilidad, pérdida severa de termorregulación
7% colapso probable a menos que se detenga el ejercicio
10% comatoso
11%  probabilidad de muerte
 
 [Fuente: Nutrition for Cyclists, Grandjean & Ruud, Clinics in Sports Med. Vol 13(1);235-246. Jan 1994]

Calambres debido al calor
 
Son calambres musculares provocados por un desequilibrio en las sales debido al aumento de la sudoración. Son más comunes en las extremidades como el pie o la pantorrilla y pueden arruinar el disfrute y el placer de una carrera, así como causar una caída en el rendimiento. El tratamiento inmediato es el estiramiento, sin embargo, también debe ser una señal de que necesita aumentar la cantidad de sales que están consumiendo con el fin de compensar lo que se está perdiendo a través del sudor. Esto se puede hacer con bebidas deportivas isotónicas, sin embargo, como regla general estas bebidas deben ser diluidas en el mismo volumen de agua ya que se venden demasiado concentradas en azúcar para mejorar el sabor y también tienden a carecer de suficientes niveles de potasio.
 
Existen múltiples suplementos deportivos en polvo que se pueden añadir al agua, y que generalmente se hacen de forma más científica y permiten ser portados en una mayor cantidad, pero pueden ser caros. Opciones más económicas son los polvos de rehidratación utilizados para tratar a las personas con diarrea o simplemente agregar una cucharadita de sal a aproximadamente 1 litro de agua.
 
Agotamiento por calor
 
El agotamiento por calor es la primera etapa de enfermedad relacionado al calor amenazante para la vida. Ocurre cuando la temperatura del cuerpo excede su capacidad de funcionamiento y está comenzando a fallar. El agotamiento por calor debe ser reconocido y tratado inmediatamente.
 
Los síntomas pueden incluir fatiga, náuseas, dolor de cabeza, sed excesiva, dolores musculares y calambres, debilidad, sudores fuertes, a menudo acompañados de piel húmeda fría y pegajosa. El paciente estará cansado, enrojecido y respirando pesadamente, pero todavía puede querer y ser capaz de seguir luchando en la carrera.
 
Golpe de Calor
 
El golpe de calor es la siguiente etapa en la escala y es una grave amenaza para la vida, ya que que puede resultar en muerte rápida y requiere tratamiento médico inmediato. Los indicadores clave de que el agotamiento por calor ha progresado a golpe de calor es un cambio en la conciencia, mostrando que la capacidad de funcionamiento del cerebro ha sido comprometida.
 
Los síntomas son los mismos del agotamiento por calor, agregándose piel roja, caliente y seca, cambios de comportamiento tales como confusión, desorientación, tambaleamiento, convulsiones y, finalmente, inconsciencia. Aunque el cuerpo ha dejado de producir el sudor, es importante recordar que la piel y la ropa del individuo pueden todavía ser mojadas especialmente en ambientes húmedos. El signo clave en el que debemos enfocarnos es un cambio en los niveles de conciencia, y ante cualquier duda asumir lo peor.
 
Enfriamiento
 
Los métodos de enfriamiento rápido in situ se centran en ayudar a replicar los métodos propios del cuerpo. En primer lugar, detener la producción de calor haciendo al corredor detenerse y descansar. Luego, detener la absorción de calor del medio ambiente, colocando al paciente en la sombra, ya sea en un vehículo con aire acondicionado o bajo un árbol. Ahora necesitamos promover la pérdida de calor remojando al paciente con agua y lo más importante ventilándolo o usando el aire acondicionado para promover el flujo de aire y la evaporación. En cuanto a la ropa, quitarla. Algunas capas promueven la refrigeración y en realidad ayudarán, pero si hay seguridad es mejor quitárselas. Si tienes hielo o bebidas frías ponerlas en la ingle del paciente, el cuello y axilas para enfriar la sangre. Si están cerca de un río, y es seguro hacerlo, sumergirlo en aguas poco profundas. Básicamente, hacer todo lo que puedas hacer con seguridad para tratar de enfriar al individuo tanto como sea posible mientras llega la ayuda.
 
En general, para mantenerse haciendo una carrera agradable y con alto rendimiento en días de calor, lo principal es la prevención y el reconocimiento. Hay que entender que en un ambiente húmedo caluroso te recalentarás más rápidamente que en uno seco y caliente, y habrá que ser organizado y planificar la adaptación. Como con cualquier cambio de ambiente al que nos exponemos corriendo, hay que permitir un tiempo de climatización para ayudar a nuestros cuerpos a adaptarse.
 
Antes de una carrera larga, hacer varios entrenamientos cortos para no estresar al cuerpo. Vestir correctamente de acuerdo al entorno: usar gorro y gafas de sol, utilizar tejidos técnicos para ayudar a refrigerar más eficazmente, llevar agua de más y tal vez bajar un poco el ritmo de carrera. Hay que monitorizar la entrada y salida de fluidos para asegurarse de que te estás manteniendo al día con las necesidades de tu cuerpo y beber cantidades más pequeñas más a menudo en vez de un litro de una sola vez. Prehidratarte antes de una carrera y centrarte en beber más agua a lo largo del día normal para mejorar la salud cotidiana. La clave siempre está en reconocer los primeros síntomas de la enfermedad por calor en ti mismo y otros, y actuar rápidamente si sospechas que hay un problema.
 
 

*Nick Dillon (Dip Para, BscEc, PgDip ACP, CC-P, FP-C, EMT-P)
Nick es profesor asociado de Medicina a distancia en la Universidad Robert Gordon de Aberdeen, Escocia, y es paramédico en vuelo especializado en Cuidado Crítico. Tiene 10 años de experiencia en el apoyo a personas que trabajan en zonas remotas y ambientes extremos en todo el mundo. Ha competido en varias maratones de montaña y senderos de la Serie Ultra-Races, y tiene planificado completar su primera carrera de 100K el próximo año.
 
**Tim Berrow (RODP)
Tim trabaja en el Reino Unido en un Departamento de Prácticas Operativas, y también dirige una exitosa empresa que se especializa en la formación de personal experto para aquellas organizaciones que realizan trabajos en zonas remotas del planeta. Tim tiene una gran experiencia apoyando a personalidades de medios de comunicación que conforman equipos para la realización de documentales, en distintos países, lo que lo ha llevado a trabajar en los lugares más aislados del planeta. Tim está a la espera de completar su primera carrera de ultra este año.
 



   



13° Revisión de Zapatillas: testeamos Calle y Trail
RICHARD DONOVAN: CUANDO LA VIDA ES UNA AVENTURA
TRIPLE CORONA EN EE.UU.: ¡MÁS DE 1.000 KILÓMETROS, EN 3 CARRERAS, EN 3 MESES!
RIESGO CARDIOVASCULAR Y EJERCICIO
  • full screen slider
  • full screen slider