MITO DEL RUNNING Nº15: "NO PUEDO PERDER UN DÍA DE ENTRENAMIENTO"


Por Cristián Sieveking, ultramaratonista y Director Revista PuroFondo.

Frecuentemente escucho a corredores que se angustian por haber perdido un día de entrenamiento y que, a como de lugar, tratan de reponer esos kilómetros perdidos porque creen que su desempeño se va a afectar... Bueno, a no ser que estés peleando por un cupo a un mundial, a los Juegos Olímpicos o quieres batir un récord del mundo, no tienes por qué preocuparte. A decir verdad, por el contrario, a veces es bueno darse un descanso no programado...

Esa sensación de "vacío" por saltarte una sesión de entrenamiento, además de generar un estrés innecesario, está muy lejos de afectar negativamente tu desempeño. No hay que olvidarse que el descanso tiene la misma importancia que la actividad y si tomamos en cuenta que a nuestras actividades diarias le sumamos el entrenamiento deportivo, normalmente estamos con un fuerte déficit de reposo.
 
Esta falta de descanso nos mantiene normalmente al filo del sobre entrenamiento, es decir, con algo de sueño, sensación de cansancio general, a veces con muy pocas ganas de correr, etc. Estos son los primeros síntomas de que estamos haciendo más de lo que debemos.
 
Si uno pudiera identificar esto, deberíamos correr algunos días menos kilómetros de los planificados, hacerlo más despacio de lo normal o derechamente tomarnos unos días sin correr.
 
Esto en definitiva nos hará llegar a la competencia descansados, con ganas de correr y no agotados por el entrenamiento. Muchas veces cuando no conseguimos los resultados esperados, es básicamente por falta de descanso.
 
Así es que a disfrutar esos días “libres” obligado. Y, en vez de que te estresen, úsalos en forma positiva como un regalo que te hará sentir mucho mejor en tus carreras.
 
Correr no es un deporte… Es un estilo de vida.
 

Para más información: [email protected]
 



   



REMIGIO HUAMÁN QUISPE: EN LA ELITE DE LA ULTRA DISTANCIA
5 RAZONES PARA INCLUIR EL TABATA EN TU ENTRENAMIENTO DE CARRERA
MITO 21: VOY A ALTERNAR MIS ZAPATILLAS PARA QUE SE RECUPEREN...
IMPERDIBLE: UNA SELECCIÓN SOBRE LIBROS DE RUNNING