MITO Nº8: "TENGO QUE BAJAR DE PESO PARA EMPEZAR A CORRER"


Es muy común escuchar a personas con sobrepeso diciendo que harán dieta para ponerse a punto y así poder empezar a correr. Esa propuesta tiene bastantes razones para no ser necesariamente recomendable...
 
Por Cristián Sieveking. Ultramaratonista, experto en biomecánica de corredores.
 
Lo primero que hay que saber es que, si bien estamos diseñados para correr, no significa que podemos llegar y partir así no más. Primero, tenemos que convertirnos en corredores nuevamente. Si bien es cierto que todos sabemos correr, es decir, todos tenemos la habilidad, por distintos motivos podemos haber perdido la condición o estado físico para hacerlo, y eso es lo que debemos retomar.
 
De todas formas, es sabido que hay personas con sobrepeso que están en una condición física muy buena, como también existen aquellos con peso normal pero con condición física deplorable.
 
Una persona con sobrepeso no necesariamente deja de ser apta para iniciar un programa de entrenamiento de trote. Solo debe hacerse exámenes básicos -como perfil bioquímico y test de esfuerzo-, y, si todo está bien, no debería haber problema.
 
Con un entrenamiento bien diseñado, la persona empieza rápidamente a notar cambios en su cuerpo. Más que pérdida de peso, notará que empieza a bajar tallas en su ropa. Esto es porque empieza a eliminar grasa y a generar musculatura, que es más pesada que la grasa pero tiene menos volumen. Así es que si bien es cierto que no ha bajado mucho de peso sí notará que está más delgado.
 
En resumen, no es necesario esperar a bajar de peso para empezar a correr. Solo hay que asegurarse de tener una buena guía de entrenamiento, personalizada, en la que el objetivo sea progresar de acuerdo a sus habilidades.
 
Correr no es un deporte… es un estilo de vida.
 



   



EMPRESARIOS: ¡CONTRATEN DEPORTISTAS!
BARKLEY, LA CARRERA MÁS DURA Y MISTERIOSA DEL MUNDO
RICHARD DONOVAN: CUANDO LA VIDA ES UNA AVENTURA
LA TRAMPA EN EL RUNNING
  • full screen slider
  • full screen slider