MITO DEL RUNNING N°10: "COMER PLÁTANOS (POTASIO) EVITARA LOS CALAMBRES"


Es muy común escuchar el consejo de comer plátanos para evitar los calambres, pero no es tan así. Esto no se ha podido demostrar y, personalmente, sufrí de calambres por mucho tiempo, incluso comiendo plátanos...
 
Por Cristián Sieveking Vera, Ultramaratonista, experto en biomecánica de corredores
 
Como esto no me cuadraba ya que toda la literatura apuntaba hacia allí, asumí que el problema era mío, y quizás podía ser algo hereditario ya que mi papá sufría de calambres terribles cuando andábamos por la cordillera.
 
Después de tratar con plátanos, lo hice con otras fuentes de sales y potasio, pero la situación no cambió. Hasta que me empecé a dar cuenta de que sufrir o no de calambres se asociaba más a mis entrenamientos. En todas aquellas carreras a las que llegaba sin entrenar sufría de calambres muy fuertes que a veces, incluso, me impedían correr.
 
Y cuando hice distancias mucho mayores y con mejor entrenamiento, solo bastó consumir magnatil cálcico, para que los calambres desaparecieran. Ahí estaba la clave.
 
Como conclusión recomiendo entrenar en las condiciones más parecidas a la carrera que viene, hidratarse bien y, en competencias de más de 4 horas con mucho calor o de 5 horas en temperaturas más frías, tomar una tableta de magnatil y luego repetir cada 4 o 5 horas.
 
Para más información escríbeme a: [email protected]
 



   



EMPRESARIOS: ¡CONTRATEN DEPORTISTAS!
BARKLEY, LA CARRERA MÁS DURA Y MISTERIOSA DEL MUNDO
RICHARD DONOVAN: CUANDO LA VIDA ES UNA AVENTURA
LA TRAMPA EN EL RUNNING
  • full screen slider
  • full screen slider