JUEGOS OLÍMPICOS: UNA GRAN OPORTUNIDAD PARA ENCONTRAR MOTIVACIÓN DEPORTIVA


Cuando fuimos a los últimos Juegos Olímpicos de Invierno, observar a los atletas arrojarse por las montañas a altas velocidades en los esquís, tablas de snowboard o trineos fue impresionante. Nos preguntamos: "¡Cómo hacen eso!". Pero, cuando estos atletas sufren tremendas lesiones y aún así continúan compitiendo, la preguntas son ligeramente diferentes: "¡¡Cómo pueden hacer eso!!", "¡¡Qué los motiva a seguir!!"
 
Por Greg Wells Ph.D. (analista de Ciencias del Deporte Consorcio Olímpico) y columnista de Revista PuroFondo.
 
Cuando vi a Jan Hudec ganar una medalla de bronce en el Slalom Super-Gigante de esquí alpino no lo podía creer. No solo era su rendimiento deportivo el increíble, sino además lo que tuvo que superar para llegar a esos Juegos Olímpicos. Siete cirugías de rodilla y una hernia de disco que se había tratado apenas un par de meses atrás. Estaba muy sorprendido de que él llegara a la línea de salida... ¡Imaginen lo que sentí cuando ganó la medalla!
 
Muchos atletas han superado enormes retos para llegar a los Juegos y en algunos casos al podio. Otra canadiense, Mark McMorris, ganó una medalla en slopestyle de snowboard a pesar de correr con una costilla rota. Con diecisiete años de edad, el patinador Michael Christian Martínez ha sido el único representante de Filipinas en unos JJOO de invierno. Para clasificar, Michael tuvo que superar el asma y una serie de lesiones.
 
¿Cómo puede alguien con una costilla rota, hombro separado o cirugía reciente de rodilla competir e, incluso, ganar una medalla? Creo que esta es una pregunta muy importante para todos nosotros. Todos tenemos metas, esperanzas y sueños que queremos lograr. Pero el camino para alcanzar nuestros sueños rara vez es fácil o directo. Si fuera fácil todos lo harían, ¿verdad?. Y eso es lo que hace que cumplir tus sueños y metas sea tan dulce!
 
¿Cómo podemos obtener algo de inspiración y aprender de nuestros mejores atletas para ayudarnos en nuestro día a día? Aquí hay algunas cosas que los deportistas olímpicos hacen para superar obstáculos como las lesiones, considerarlas como unas verdaderas "pepitas de oro" para todos nosotros, y que tiene que ver con el período post lesión:
 
La primera pepita: Empieza poco a poco después de las lesiones. Los atletas olímpicos tienen que hacerlo bien de nuevo, desde los cimientos, para construir su salud, condición física y el rendimiento desde el principio. Tú puede hacer exactamente lo mismo; ir a dar un paseo de 15 minutos, hacer algunos ejercicios sencillos, tomar una clase de yoga. Simplemente empieza sentirte activo tras aquella lesión, en vez de desanimarte.
 
La segunda pepita: Los atletas olímpicos construyen su fuerza, flexibilidad, equilibrio y aptitud cardiovascular durante miles de horas; muchos años de práctica y formación. Así que no te preocupes si quedas fuera de pista por un tiempo. La clave es volver a estar activo tan pronto como sea posible. Partir todo de nuevo posiblemente te hará sentir frustrado, pero cada vez que te pongas en marcha sentirás que tu estado físico anterior a la lesión vuelve más y más rápido.
 
La tercera pepita: Construye una rutina, haz que el ejercicio y la actividad física sea parte de tu rutina. Márcalo en tu calendario. Prográmalo. Agéndalo, y que sea una prioridad, como cualquier otra obligación laboral o familiar. De esa manera no tendrás que tomar la decisión de hacerlo o no cuando surja otra actividad o cuando vengas de un día agotador. Los atletas olímpicos crean rutinas diarias para asegurarse de que puedan realizar sus actividades bajo demanda. Tú puedes hacer exactamente lo mismo.
 
Recuerda: Solo tienes que mejorar un 1% cada día. La diferencia entre una medalla y un 10º lugar en muchos deportes es solo una pequeña fracción. Y la diferencia entre estar en forma o no, puede ser mínima. A eso lo llamo el "agregado de las ganancias del 1%". Un pequeño agregado diario para tu cuerpo y tu cerebro te dejará con más fuerza, más confianza y más posibilidades.
 
Canadá envió 221 atletas a Sochi. Estoy seguro de que la mayoría de ellos compitió con algún tipo de dolor. Todos podemos ganar nuestro "oro" recordando cómo ganaron el suyo. Podemos recibir un montón de inspiración de nuestros atletas, pero es importante aplicar sus habilidades y técnicas en nuestras propias vidas para alcanzar nuestras metas y sueños.
 
Tendremos a los mejores atletas del mundo frente a nosotros durante los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, pero de poco sirve si existe una epidemia de inactividad física fuera de la pantalla de TV.
 
La mejor parte del ejercicio es que no tienes que hacer mucho para cosechar los frutos. Tan solo 15 minutos de ejercicio por día se ha demostrado que disminuye el riesgo de cáncer de mama y de colon hasta en 40%. Existen estadísticas similares para casi todas las enfermedades crónicas que enfrentamos.
 
Se puede vivir como un atleta olímpico mediante la superación de los obstáculos y usando el ejercicio como una vía para mejorar la salud, la energía y el rendimiento de lo que más te apasiona en tu vida.
 
Súmate. Y si ya estás en ello, ¡motiva a los demás!
 



   



EMPRESARIOS: ¡CONTRATEN DEPORTISTAS!
BARKLEY, LA CARRERA MÁS DURA Y MISTERIOSA DEL MUNDO
RICHARD DONOVAN: CUANDO LA VIDA ES UNA AVENTURA
LA TRAMPA EN EL RUNNING
  • full screen slider
  • full screen slider